Escudo

Este blasón, es usado oficialmente, desde 1977 por las instancias gubernamentales del municipio, a semejanza de los topónimos prehispánicos identificados. En la matrícula de tributos u otros códices, San Felipe, no tiene denominación, ni topónimo de aquellos tiempos. El gobierno del Estado y el municipal, adoptaron la sugerencia de la obra Nombres geográficos indígenas del Estado de México, de Cecilio A. Robelo y otros. Ahí, en ese escudo municipal, se identifican claramente: la figura señera del Padre de la Patria, en el interior de un tepetl; arriba una cinta tricolor de barras horizontales; una mano, que estrecha vigorosamente un huso y del que se desprende una tela orlada y ondulada; abajo se denota una especie de clip. Es una muestra palpable que se agrega a fenómeno de hibridación o mestizaje, pues su contenido es inspiración más colonial que preibérica. El diseño, es obra del maestro Jesús Escobedo, bajo los auspicios de don Mario Colín y del Profr. Carlos Hank González, con colaboración de Robelo, Olaguíbel, Peñafiel.

-Don Miguel Antonio Gregorio Ignacio Hidalgo y Costilla, estuvo en el poblado de San Felipe del Obraje, así se llamaba esta población durante la época colonial y hasta las postrimerías del siglo XIX. Su llegada fue el 27 de octubre a las diez de la mañana, siendo recibidos los insurgentes de Dolores, en el Mesón de Cruz Verde, donde ahora se encuentra el monumento estilizado de un águila, que conmemora este acontecimiento. El paso del héroe, es recordado al decorar con su efigie, el escudo del municipio.

-Una cinta tricolor de barras horizontales, hace referencia al patriotismo de los Sanfelipenses.

-Una mano, la laboriosidad de las mujeres y hombres del municipio, que tejen y bordan. Se alude a la ocupación tradicional de trabajar la lana y a que aquí, se estableció desde 1536, un obraje, por el conquistador Pedro del Golfo. En ese lugar de castigo, se elaboraban paños, jergas, lienzos y otras prendas.

-El huso, es una enorme aguja de madera, que se introduce en la urdimbre del telar, es arrojada por la mano del artesano hasta lograr presencia mágica a una prenda.

La tela esta adornada con grecas que aun se usan en la decoración de las prendas utilitarias de vestir, por los descendientes de los mazahuas que poblaron estas tierras.